sábado, 4 de octubre de 2008

Lubina del Mar Menor

Lubina del Mar Menor


Lubina, llobarro,
Loup de mer,
Wolfbarsch,
Sea bass
Branzino

En el Larousse gastronómico en español, leemos:
“…Apreciado desde la época romana, tiene una carne fina y densa, muy magra y delicada, y presenta pocas espinas. Permite preparaciones delicadas.”

Estos días han sacado gran cantidad de lubinas, de buen tamaño, en el Mar Menor. Siempre manifiesto mis dudas, pues me parece difícil conseguir estos peces, tan grandes, en el Mar Menor. Los entendidos me aseguran que sí, he incluso afirman reconocerlas por un ligero tono de color que las diferencia.

Mi sobrino Javier, que es ya un experto en el tema, me informa –su fuente son los pescadores- que los peces que tienen las agallas a la vista, es porqué se han pescado “al alba”, -cuando están en su mejor momento- y su sabor resulta más delicado.



Si observamos los de la foto, veremos que efectivamente tienen las agallas a la vista.

Para tomar estos frutos del mar y descubrir su sabor natural y más delicado, la forma perfecta es “A LA SAL”.

La siguiente propuesta –a mi entender- sería sacar los dos lomos, limpios de espinas, y hacerlos a la plancha, con la piel tostada, para tomarlos con una salsita aparte, que podría consistir simplemente en unos ajos, guindilla y perejil, fritos y con su aceite. De esta manera, el comensal puede degustar la lubina natural primero, para alternar a continuación con trocitos bañados con el frito.

Finalmente, una de las recetas clásicas –cuando menos por aquí- de la lubina, es:


LLOBARRO DEL MAR MENOR AL AJO PESCADOR
(Foto y receta del fichero sobre Gastronomía Regional Murciana,
de Adelaido Gómez Roth, publicado por La Verdad)

Ingredientes: (Para 4 personas)

1 llobarro de 1.200 grs.
16 dientes de ajo enteros y pelados
50 grs de mantequilla
100 grs de aceite
2 cucharadas de vinagre de vino
4 hojas de laurel
el zumo y la cáscara de medio limón

Preparación:

Se abre el llobarro por el vientre longitudinalmente, quitándole la espina sin acabar de desalmar por el lomo, se sazona con pimienta, sal, y zumo de limón y se pone en fuente metálica untada con mantequilla, con la piel hacia arriba, las hojas de laurel debajo y se le rocía con el vinagre.

En sartén aparte se pone aceite, ajos y cáscara de limón. Cuando los ajos empiezan a dorarse, se saca la cáscara de limón y se vierte aceite y ajos sobre el pescado. A continuación, se mete rápidamente al horno fuerte durante quince minutos.

¡Ah!, se me olvidaba. También podemos –antes de la lubina- tomarnos unos langostinos cocidos, que están riquísimos. Solo para esperar mientras aparece el plato principal.



4 comentarios:

  1. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en http://es.petitchef.com y haga clic en "Añade tu blog " en la barra la parte superior.

    Atentamente,

    octávio
    wservir.com

    ResponderEliminar
  2. Amigo Octavio:

    Le agradezco sinceramente su interés por Frutos del Mar, blog centrado en peces, marisco y demás elementos marinos. En ocasiones incluyo alguna receta referente, citando su procedencia.
    He visitado http://en.petitchef.com y me parece un sitio interesante y útil. De todas maneras, no considero el Frutos del Mar como un sitio de recetas.

    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar
  3. Hola Sebastián:

    Entre la lubina y los langostinos creo que me pondría ciega de comer.

    Ambas cosas son exquisitas, sobre todo la lubina a la sal, a pesar de que las de piscifactoría no tienen el mismo sabor ni la misma grasa que las capturadas en el mar.

    Por nuestras tierras gallegas, aún podemos encontrar buenas lubinas de mar que cocinadas a la sal y con una buena bearnesa hacen la delícia de cualquiera.

    Sea como sea, te estás convirtiendo en una enciclopedia viviente. Siempre se aprende contigo y mucho. Eres un ejemplo para muchos alumnos a quienes les aconsejo que den un vistazo a tu blog, por lo serio, bueno y didáctico que es.

    Como siempre, un placer leerte.
    Un abrazo.
    Pimienta

    ResponderEliminar
  4. Amiga Pimienta:
    Te agradezco tu amable comentario, que viniendo de una experta tiene doble mérito.
    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar